LA LLUVIA

LA LLUVIA

Se fue, sin mas. Y recuerdo cuando llegó, como la lluvia en agsoto. La ves llegar y sin darte cuenta ya la tienes encima empapandote. Metiendose por todos los rincones. Y después… cuando el sol parece brillar con más intensidad; se va, se evapora y se pierde en el aire al encuentro de otros corazones a los que empapar. Y aun hoy siento esa humedad que me recuerda a la lluvia y a ese llanto que es ahora el único que empapa cada rincón de mi ser y deja mi corazón encogido; puesto que la lluvia, lo único que me enseñó, fue a llorar…

IMMA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fragmentos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s